lunes, 3 de noviembre de 2008

AMÉRICA SUBPRIME (3): Un designio oscuro


Es tradicional que Hollywood complique con productos ambiguos la existencia mental del espectador en momentos delicados como éstos. El caso más flagrante es El caballero oscuro (The Dark Knight), de Christopher Nolan, el gran éxito comercial de la temporada y, quizá, la gran apología del estado de cosas. La esquizofrenia estética de su discurso estriba en la posibilidad de difundir los valores morales de Batman (el bien institucionalizado) usando los turbios manejos, piruetas retóricas y tretas criminales del Joker.
El caballeresco Bruce Wayne/Batman (Christian Bale) representa la imagen competitiva del ejecutivo capitalista de día y concienzudo vigilante nocturno. Un ciborg corporativo tan avezado en navegar los flujos financieros como en explorar las potencialidades de la tecnología de última generación para sus propios fines. La alianza de este superhéroe tecnócrata con las instituciones locales (la policía, el fiscal, etc.) es paradigmática del funcionamiento del poder americano actual: legitimación de la tortura, manipulación legal, corrupción policial y otras actividades inconfesables, realizadas al margen de la ley, con las que los agentes del bien deben cargar, como una maldición, a fin de no turbar el sueño democrático de los contribuyentes.
En este escenario, el Joker (Heath Ledger) pasa a ser el terrorista vaciado de cualquier ideología que explique sus malignas acciones. Un malo en estado puro, travieso y anarquista, enamorado del caos y el crimen, un gamberro psicópata infiltrado en el sistema para perturbar su eficiencia y conquistar protagonismo mediático, pero sin un proyecto alternativo de transformación social. Este nihilista del terror es sólo el reverso tenebroso de la sociedad del espectáculo: el que se toma al pie de la letra la invitación a la idiotez, el descerebramiento lúdico y la destrucción implícita en el funcionamiento de la máquina del capitalismo.
Y ésta es la jugada ideológica más alambicada de la película: el terrorista concebido como gran artista de la diversión patológica, contorsionista de la mueca y la risa demoníaca, es la figura que el sistema necesita fingir que reprime por todos los medios para poder funcionar sin trabas, el manipulador cuyo discurso de gratuidad y gratificación infinitas ha de ser refutado por los modélicos héroes con sus acciones, aunque sea pasando al lado oscuro de la ley y el orden, mientras la película, como el capitalismo, le debe todo su poder de seducción.

6 comentarios:

Pabloshka dijo...

Alex, hace un tiempo que sigo tu blog. Debo confesarte que me asombra la claridad que tienes para leer ideológicamente las películas. Soy y un asiduo lector de tu blog y te felicito.

Queria darte algunos puntos sobre los que discrepo de tu critica a Batman:

1 Tal ves me parece un poco precipitado encasillar a Nolan como un títere dentro de la sucia industria. Esto considerando sus origenes como director. Creo que Memento es una produccion destacable dentro del cine independiente y alejada de la mierda Hollywoodense. Por otro parte, creo que el fuerte de Batman es su fuerza narrativa, la cual me tuvo en el cine totalemente tenso en mi asiento durante las mas de 2 horas de película. Pienso que Nolan quiso adaptar su pelicula lo mas posiblemente a la realidad. Lo cual le juega una mala pasada porque crea un batman policia, dentro de un sistema corrupto, que nos recuerda lo peor de EE.UU. con sus manipulaciones politicas en el mundo y su constante manoseo psicologico para con sus ciudadanos. No me parece del todo justo encacillar a Nolan dentro de este ámbito de poder, porque a pesar de todo, estamos frente a una pelicula de Ficción, basada en un comics y no ante una declaracion de principios del director.

2 Sinceramente no estoy del todo deacuerdo en que el alto número de espectadores (en segundo lugar de taquilla despues de Titanic), sea un tema causa efecto por el presente politico yanky. Si yo fui a ver a este Batman policia fue sencillamente por ser seguidor de las peliculas y en parte tambien por todo el marketing que hubo detrás del estreno. Por más que este Batman use tecnicas facistas para dar con su cometico, en ningun momento me generó una chispa de simpatia por la basura republicana y su maquinaria propagandística.

3 Totalemente deacuerdo. Este bruce Wayne parece mas un avariento judio, totalemente insertado en las estructuras de poder; sin embargo representa bien el arquetipo del Bruce Wayne. Aca sencillamente podemos ver mas alla de su Bissnes, lo que lo acerca mas a la dura y triste realidad del mecenas norteamericano. Un Wayne frivolo, enfermiso con el orden y el poder, dueño de una maquinaria capitalista que le permite tener un auto-tanque, a las minas del Ballet ruso en bolas arriba de un yate y a alfred (que seria el cable a tierra, la conciencia de wayne) sirviéndole el desayuno....


las ideas son mas, pero bueno...

Por ultimo comentarte que me parece que la pelicula de Nolan si te gustó...

Bueno...

sl2

Álex Franco dijo...

Te agradezco mucho la atención que prestas al blog y los comentarios que le diriges. Estoy de acuerdo en gran parte de lo que dices: la película describe un mecanismo que es muy similar al usado en la última década por el poder. El público, entre el que me cuento, se podría dividir entre partidarios o no de ese mecanismo puesto en juego por el bien institucionalizado. Es claro que ni tú ni yo apreciamos la película por esas razones, sino por otras. De modo que es cierto que hay cosas en la película que me gustan, y algunas mucho, aunque no suscriba el énfasis con el que creo trata de vender su discurso. No sé si Nolan es inocente o no. Es buen director, sin duda, pero Memento está sobrevalorada. The Prestige era muy buena, en parte también por la novela en que se basaba.
En cualquier caso, me encanta que discrepes de mí en algunas cosas. En otras no tanto.
Gracias y vuelve pronto.

El Barto! dijo...

Es indudable que Bruce Wayne/Batman esta mas retorcido que su némesis (aqui sin nombre como en la historieta) The Joker, la unica diferencia es que uno se escuda en la muerte y venganza de sus padres y el otro en su teoría de que todos son como él (sólo necesitan un empujon para llegar a su estado febril)...entonces desde la creacion de los personjes que ya tienen mas de medio siglo es facil de ver de que la pelicula que vemos es solo un traspaso de la historieta al celuloide...que exista una fuerte tendencia política es mas difícil de hallar porque estamos ante una adaptacion con aires (en realidad mas que aires)Hi-Tech del famoso héroe murcielago(que si vamos al caso es sólo un Zorro torturado por la muerte de sus padres), por lo tanto es más difícil darle algún mensaje a nivel político dado el público que al que va dirigida la película, y a pesar de que a mi personalmente me gustan los comics creo que la mayoría de los muchachos que ven la película (también fans de los comics) no estan tan interesados por su dialéctica politica y ni hablar de lo social(creo que había expuesto esto en un anterior comentario)...a decir verdad casi todo el arte esta siendo vaciado de contenido para servir a un cada vez más atroz capitalismo y la pregunta mas relevante es: ¿Podemos seguir así con todo lo que conlleva cada vida? Ya en la historieta el murcielago esta más que psicópata incluso teniendo un plan de contingencia por si alguno de sus compañeros heroes debe ser detenido eso lo dice todo

Alex Franco dijo...

Sigo sin creer en un arte narrativo o figurativo vaciado de contenido hasta los extremos que comentas, Barto. Admito que mi lectura ideológica puede ser excesiva en la intención general, aunque no tanto, según creo, en el análisis particularizado de los personajes más carismáticos de la trama. Sí, el cine es un instrumento fundamnetal de la maquinaria capitalista desde sus comienzos, no nos engañemos sobre esto. Es el arte más popular que surge de la revolución industrial (la fotografía es anterior, pero la fotografía no tiene las dimensiones como manifestación colectiva que tiene el cine). Así que no es que John Ford o Eisenstein o Hawks no nos vendieran algún mensaje. Incluso mi admirado Fellini en muchas de sus películas tiene un sesgo ideológico problemático. Las cuestiones de la ideología no invalidan la valía estética de una obra, pero hacer como que no existen o ignorarlas, como hace una parte importante del público, es incluso negarles su verdadera intención. Revisar la filmografía de algunos grandes maestros revela muchas sorpresas en este sentido...

Gracias por tus sutiles comentarios, Barto, y por tu visita. Vuelve pronto.

El Barto! dijo...

Imagino que una sola viñeta de la historieta de Batman de los 80 refleja el estado de la época, y al parecer no ha cambiado mucho en estos tiempos, en ella se ve a un Batman de 60 años que llega tarde a “entrevistar” (sobre la venta de armas a un grupo de pandilleros) a un militar del gobierno de Reagan puesto que el mismo se ha quitado la vida y se ha envuelto en una bandera americana… esto de The Dark Knight Returns de (ahora devenido en director) Frank Miller ¿no es acaso una imagen actual?... es cierto los que abogan por el Batman de Nolan como realista nunca se han dado cuenta de que el Batman mas llegado a la realidad es el de Batman Returns…puesto que allí Bruce Wayne debe enfrentar a uno de sus pares capitalistas, es terriblemente real que un empresario quiera construir una central eléctrica en una ciudad solo para poder cobrar incluso si la ciudad esta lo suficientemente bien suministrada de energía, una temible y cuerda verdad ¿o me equivoco? …y esto creo que lo comics fans no lo han percatado, es mas cegadora la luz de los flashes de Hollywood que no solo realza la locura de sus integrantes sino que quita brillo a los demás vidas. Es para pensar la verdad. Un abrazo.

P/D: ¿Cómo haces para estar tan alerta con las películas? Lo menciono porque el análisis escrito de cada una es interesante y me lleva tiempo leerlo y pensarlo…jeje

Álex Franco dijo...

Barto, bienvenido de nuevo. En cuanto a tu pregunta sobre mi método, es obvio que estoy pagado por las megacorporaciones para hablar de sus películas, aunque sea mal, y con ese motivo me envían puntualmente a casa copias en DVD de cada uno de sus productos. Ya verás mi lista de mejores de 2008, que publicaré a comienzos de año, por si antes de entonces me da tiempo de ver alguna maravilla nueva...
Sí, tienes toda la razón también en lo referente a Batman: mi Batman preferido es también ése, Batman returns, y no sólo por Burton sino por Cat Woman, Penguin Man y demás monstruos de Gotham. En lo del enfrentamiento con el capitalista desaprensivo, magníficamente interpretado por Christopher Walken, as usual, no puedo estar más de acuerdo...Pero he vuelto a ver El caballero oscuros en un avión, en la pantallita de un asiento, imagínate, y, aunque me ha parecido lo mismo desde el punto de vista de la ideología, confieso que las secuencias del Joker son de lo mejor que el año cinematográfico nos ha proporcionado. Qué personaje ha sido capaz de crear el difunto Heath Ledger, sin exagerar diría que ya está en la gran historia de los villanos del cine.
Vuelve pronto...