martes, 9 de septiembre de 2008

TOP FIVE


Por si no había quedado claro todavía. Este es mi cinéfilo repóker de ases de 2007 (con un bonus track). Algunas de estas películas se han estrenado, otras por desgracia (las de Kelly y Haynes, para vergüenza de nuestros distribuidores y exhibidores) no parece que lo vayan a hacer nunca, dada la preocupante estrechez que se está imponiendo en los canales de exhibición (es un escándalo cultural que esté ocurriendo esto y apenas se hable de ello; si no viviéramos los tiempos conformistas que vivimos, este asunto ya habría suscitado más de un debate acalorado). Cualquiera de estas películas me proporciona, cada una a su manera, la sensación de contemporaneidad que considero un valor añadido en una obra de arte de cualquier formato o medio. Todas comparten una sintonía insólita con el presente cultural. Todas ellas representan una estética digital puesta en hora, si se quiere, en lo tecnológico y en lo narrativo. Cinco propuestas (más una) a la altura de los desafíos y exigencias de este nuevo siglo, tan turbulento como fascinante. Las doy por orden alfabético (con sus títulos originales), para no establecer jerarquías entre ellas:
Grindhouse (Tarantino & Rodríguez)
I´m Not There (Haynes)
Inland Empire (Lynch)
Southland Tales (Kelly)
Zodiac (Fincher)
[+ Redacted (De Palma)]
Es muy difícil igualar (no digamos superar) la ambición y logros de estas propuestas (No es país para viejos anduvo cerca, pero su deuda literaria me parece un obstáculo, a pesar de todo). En 2008, como declaré en otro post, sólo There Will Be Blood lo ha hecho con total maestría, reinventando visualmente el cine de los fundamentos, "el nacimiento de una nación" y demás mitos cinematográficos del origen de América.
A pesar de la calidad de algunas de las candidatas, no encuentro ninguna película europea a la altura de todas éstas, con la excepción quizá de Boarding Gate, un film fascinante que sólo conseguí ver a comienzos de este verano.

5 comentarios:

El Barto! dijo...

que raro...me parecio excelente lo de No Country For Old Men, mas que nada porque lei la novela y esta muy bien llevada a la pantalla, hay un par de detalles que no estan en la pelicula...pero imagino que afectaban a la narrativa del celuloide.

Anónimo dijo...

No es tan raro como crees, amigo Barto. A mí me gustó mucho "No es país para viejos", y tuve la suerte de verla en Boston en primicia, junto con un público entusiasta, antes de que se estrenara por todo el país, no digamos fuera de sus fronteras. No la he vuelto a ver, en parte para no disipar el buen sabor de bvoca de la experiencia, y puede ser un prejuicio mío, si quieres, pero el hecho de estar basada tan fielmente en un texto tan poderoso como el de McCarthy, hasta el punto de mimetizar casi cada punto y cada coma (a pesar de exclusiones narrativas que también encuentro relevantes, y echo en falta), me parece una limitación más que un valor. En este sentido, no es difícil entender por qué la película de mis admirados Coen es bastante menos original en sus planteamientos y soluciones visuales que mi repóker de ases (donde hay algunas películas que son totalmente desconocidas fuera de los USA, o que se exhibieron en formatos mutilados en el mercado internacional). Otra cosa sería si habláramos de "El gran Lebowski", donde los Coen si dieron la (inmensa) talla de todo su talento para la narración audivisual (o eso creo ahora, provisionalmente, tras haber visto ese prodigio fílmico tan sólo cinco veces)...

Un gusto tenerte por aquí de nuevo.
Voy a poner tu página entre mis enlaces recomendados...

Álex Franco dijo...

Por un error, no aparece mi nombre encabezando mi respuesta a tu comentario.

Un abrazo,
AF

El Barto! dijo...

los detalles que faltaron se me hace que estan extraidos mas que nada porque llevaria al pseudo heroe de la novela en un tipo con una moralidad que va en decadencia...entonces asi es mas que seguro que la obra pierde parte de su brillo pero no a ojos de los lectores sino mas bien para el publico pacato de USA...imagino que es el medio lo que siempre termina haciendo presion a los cineastas, casi perdiendo el horizonte del arte, lo que es sumamente extraño, ¿a cual pagina te refieres?...no poseo ninguna solo soy una especie de lector de estos espacios de pensamiento. un saludo desde la verdadera America ...mas precisamente Argentina

Álex Franco dijo...

En todo caso a mí también me gustó No es país para viejos y estoy dándole tiempo para una revisión de la que, ten por seguro, daré cuenta en este blog.

Sí, creí por error que tenías un blog. No problemo, como diría Schwarzznigger...

Vuelve pronto por aquí.

Un saludo transatlántico.